¿Te estresan las celebraciones?…Relájate….. OMMMMMMMMMM

Evita los nervios de las celebraciones.

Esta es la segunda vez que me pasa,
la primera vez fue en mi boda. 
El
domingo mi hijo hace la Primera Comunión, y aquí está su madre sin terminar los
“regalos de comunión” de fieltro,  (que ya os enseñaré en cuanto
los tenga).

Y nada de nervios

¿Por qué las celebraciones ocasionan tanto estrés?  y
¿Por que a mí no me producen nervios?
Me pongo en situación.
Disfruta de las personas que vas a tener al lado.

Vas a celebrar un acontecimiento,
esto significa reunirse con las personas que tú escojas, normalmente amigos y
familiares, en un ambiente festivo, y en un lugar determinado, y por lo general
para compartir un almuerzo, cena…eso es fenomenal!!

¿Cuáles son los pasos para una celebración?

·       Escoger
las personas queridas y afines
…. Esto
no debe ser un problema, ni causarnos trastorno, incluso aunque tengamos que
reunir a personas que no se caigan bien, supongo que habrá espacio suficiente
como para que se eviten. Luego fuera nervios.
·       Elegir la ropa
que llevaremos. La ropa está hecha, tan solo hay que elegir un atuendo acorde
con nosotros, (lo poco que voy a comprar ropa lo hago sola, porque mis
criterios no suelen coincidir con lo de las demás). Es más rápido y seguro. Esto
no debe ponerte nerviosa. La compres o la recicles, guárdala y vístete el día D.
No hay más.
·       La
comida.
Una vez decides un menú, ¿que más nervios te puede ocasionar?
·       Adornos,
accesorios y demás 
elementos añadidos, pero que no son imprescindibles, y otra vez
es lo mismo, decidir o elegir entre algunas propuestas. 

¿Flores, coches, mesas
redondas, cuadradas… que más da eso?

¿Cuál es el verdadero
problema?
Pues tengo dos respuestas, que
además se conectan.
–       
Primero que no tengas claro que es
lo que te gusta o quieres y tengas que gastar demasiado tiempo en
averiguarlo  y encontrarlo, lo cual es un
desgaste.

–       
Que una vez tomas una decisión, te
invada la incertidumbre de si les gustará a los demás o no, y que pensarán de ti.
Mmmmmmmm
La mayoría de los que me conocen
dicen que les gustaría ser como yo, y 
tomarse las cosas con tanta calma, pero que eso no se puede evitar…

¿Perdona?

Yo no tengo la sangre de horchata
como todos piensan.

Sé lo que es sentirse consumida por
los nervios, y con una sensación de miedo, que da ganas de echar a correr… 

Por ejemplo cada vez que me presento al concurso-oposición. Ahí me juego mucho, pero en una
celebración no.

Dentro de tres días mi niño hace la
comunión. 
Si, y su madre no está atacada.
Estarán mis familiares y amigos, 
-esos
que me acompañan en mi vida, 
-que en alguna ocasión me han visto con pijama y
calcetines por fuera, 
-levantarme por la mañana con una pinza olvidada en la
frente, 
-que saben lo despistada  y
optimista que soy

Que me conocen  y
saben que mi “secreto” es: 
simplificar y simplificar…“sacudir” y quedarme con lo esencial del asunto…


estar con todos ellos y hartarnos de hablar y de reír si es posible.

Saben con certeza, que me importan ellos, lo demás me
da igual.


Intentaré tener su “regalito” pero
si no les doy nada, sé que no se molestarán.

Me arreglaré como yo creo que es
debido, aunque seguramente no acertaré.

Ya he recibido los primeros “no me
gustan” de mis zapatos de tacón, y aún les queda por ver mi vestido “repollo”.

Pero que le vamos a hacer a mi me
gustó y me siento bien en él.
Y ese día como otro pasará. 
Pasará
muy rápido, como todo lo bueno.

Yo paso de ponerme nerviosa, incluso
aunque el destino haya querido que mi ahijada y sobrina también haga su comunión el día antes y lo celebremos en un parque de atracciones. 
Con lo cual no os quiero ni contar
como acabaremos…

Cansados, “despelucados”, y al día
siguiente….. a las 10:00
Vuelta a empezar, y A DISFRUTAR,
que no se va a repetir… y

¿acaso puede salir algo mal estando
en familia
?

Por cierto me voy que tengo que
hacer una tarta de chuches de Doraimon, y revisar las medias 
que mañana es
fiesta. 😉
¿ Y a ti te estresan demasiado las celebraciones?

¿ Te parece bien mi estado o crees que soy demasiado “pasota”?

Estoy deseando saber que opinas, 
vengaaaa….
anímate y me dejas un comentario… ¿si?

MANUALIDAD CON CALCETíN (VESTIDO NANCY )

Vestido de Nancy con calcetín. 

No hace falta ser Sira Quiroga ( “El tiempo entre costuras” de María Dueñas) para reciclar un calcetín desparejado y hacerle un precioso vestido a la Nancy.

El calcetín que yo he usado es de los “peluditos”, y es muy agradecido pues no se deshilacha la zona que recortas …. además entre tanta pelusa no se ven las costuras, con lo cual se disimulan todas las imperfecciones y lo hace perfecto para “estrenarse” e intentarlo.
En esta imagen intento explicar las piezas que hay que recortar, e incluso queda para unas braguitas. 

Inténtalo, merece la pena:

  • Pasarás un rato divertido con tu niña, y le enseñarás a reciclar, crear y construir cosas nuevas con objetos que ya no sirven. 
  • Ahorrarás dinerito, y tu Nancy tendrá modelos exclusivos y únicos.
  • Seguro que te inspira para hacer camisetas, falditas, celpas … y muchas otras cosas con otros trozos de tela y calcetines que anden por ahí sueltos. 
¿Os ha gustado? 
Espero tu comentario 😉

Receta para todos los potajes (también el de semana Santa)

Receta para todos los potajes 

(también el de semana Santa)

Se aproxima la Semana Santa y seguimos en época de cuaresma, de ahí el tradicional guiso sin carne que
se llama, potaje de Semana Santa o Potaje de Bacalao y espinacas.
Vamos a aprender a continuación como se prepara este y
cualquier potaje
, conociendo cual es la base y sabiendo que
ingredientes modificar según nuestras apetencias o necesidades.
INGREDIENTES:
-Legumbres (garbanzos, alubias, lentejas e incluso SOJA)
-2 Cebollas
-1 pimiento pequeño.
-1 tomate
– Una cabeza de ajos (6-8) y laurel.
– 1 cucharadita rasa de café de cominos.
– 3-4 clavos
– pimienta blanca y negra molida, o pimentón.
– colorante
– sal.
– Carne, bacalao, chacinas.
– 1-2 patatas medianitas.
– verduras.
Potaje de garbanzos o alubias
suele prepararse con acelgas, espinacas, coles, hinojos*, tagarninas*…se
escoge una como principal.
Potaje de lentejas o soja, suele
llevar zanahoria, medio calabacín, y media berenjena
PREPARACIÓN
A)   BASE.
Hacemos un sofrito
con el pimiento, 1 cebolla y los ajos.
La otra cebolla y el tomate se echan en la olla.
El tomate no es necesario pelarlo, tan solo quitarle el
lugar donde señala el tallo, y se cocerá entero, pudiéndolo rescatar del guiso
más tarde para pelarlo y batirlo, junto con la cebolla y el sofrito.
Tostamos
en una sartén seca, sin aceite, los
cominos y los clavos
(cuestión de 30-40 segundos), para poderlos moler
mejor y hacer surgir sus aromas.
Para molerlos los echaremos en el mortero y en lugar de
golpear le iremos dando vueltas al mazo apretando contra los laterales, como si
fuera un molino, y veremos como se va pulverizando.
Podemos aprovechar y echar aquí las pimientas para controlar
mejor las cantidades.
B)    LEGUMBRES.
Las legumbres tendrán diferente proceso según elijamos una u
otra, ya que garbanzos y alubias tienen distintas necesidades de cocción.
Los garbanzos
remojados se añadirán a la olla lo último, para evitar enfriamientos en el
agua, ya que requieren agua caliente y constante temperatura para quedar
tiernos.
Las alubias
sin embargo se echarán lo primero, con muy poca agua (sin cubrir), para irles
añadiendo en dos o tres veces más agua, pero rompiéndole el hervor.
Lo que aquí en
Andalucía conocemos como “asustarlas” y que a mis niños les suelta la risa
.
Con eso conseguiremos que queden tiernas.
Si vas a utilizar alubias y garbanzos, empieza por las
primeras haciendo lo que hemos dicho y termina con los garbanzos.
Lentejas y soja,
yo las echo lo primero y no tengo ninguna consideración especial con ellas, y
les voy añadiendo los ingredientes.
C)   CARNES.
Dicho esto, el potaje a parte de las legumbres, lleva como
ingredientes la carne o chacina.
Esto es muy relativo al gusto personal, por norma general
los potajes llevan
un par de chorizos y un trocito de morcilla.
Pero podemos escoger uno u otro, e incluso cambiarlo por
algún tipo de carne como pueden ser las costillas, un trocito de tocino y algo
más magro como “jarrete o morcillo”.
La excepción tradicional del POTAJE DE SEMANA SANTA O DE BACALAO CON ESPINACAS , poco
que decir… en respeto a la Cuaresma, se utiliza este pescado, desalado
previamente en lugar de carne y como veis sigue siendo un potaje… J
D)   VAMOS AL LÍO….
Una vez hemos decidido el tipo de potaje que vamos a
preparar, si de alubias, garbanzos … o ambos, con que verdura y con que carne,
empezamos…
Vamos añadiendo a la olla la carne, las verduras picadas
pequeñitas (menos la cebolla y el tomate), las legumbres (recordad si son
garbanzos el último ingrediente a añadir son ellos) , el laurel, las especias
molidas, la sal y lo dejamos que vaya haciéndose todo a fuego lento una hora u
hora y media, y ya.
Yo suelo batir el sofrito añadiéndole la cebolla entera y el
tomate (quitándole la piel, que se suele desprender sola al sacarlo),  que habíamos cocido en la olla.
Se lo añado uno 10 minutos antes de apartarlo, con eso evito
que el caldo sea muy espeso desde el principio y tienda a pegarse. 😉
TRUCOS
–       
Como veis un plato completo, lleva de todo: verduras,
proteínas e hidratos. Confiar que va a salir bueno, y es cocina mediterránea
100%. Por mucho que se den las recetas de potaje, parece que cada casa y madre
tiene su “Puntito” especial.
–       
Para hacerlo más saludable y evitar excesos calóricos
puedes hacer dos cosas:
Escoger el tipo y cantidad de carne, procurando que sean más magras e
incluso hacerlo sin ninguna. Totalmente vegetariano. No va a dejar de ser un
potaje.
En lugar de hacer las cebollas, el pimiento y ajos en la sartén con
aceite (sofritos), puedes incorporarlos en la olla enteros (en crudo que
decimos aquí), para luego rescatarlos y batirlos.
Los ajos desaparecerán seguramente y al pimiento cuando lo saques
puedes rasparle la carne con una cucharita para evitar encontrarte pieles
enroscadas, que rápidamente detectan
los “paladares infantiles”

–       
Si eliges hacerlo sin chacina, ni carnes grasas, y en
crudo, te recomiendo que le añadas lo siguiente (por que alguna grasa tienes
que añadirle) :
La tercera parte o mitad de un
vasito de aceite de oliva, al que le echarás una cucharadita rasa de harina y
mezclaras bien ( puedes ayudarte a disolverlo con un poco de agua caliente de
la coción).
Con esto consigues que no te
salgan goterones gigantes de aceite flotando, y también ayuda a que el caldo
se espese.
–       
Por cierto las TAGARNINAS*
y los HINOJOS* son dos
verduras silvestres, típicas de aquí de Málaga que se suelen emplear (cuando
las buscas y las encuentras, claro). Por que aunque las hay cultivadas, no
tienen nada que ver. 
      Al menos en los hinojos, la diferencia es exagerada.
–       
Hablando de hinojos (buenos para evitar los gases), es recomendable incorporarle una cucharadita rasa de cominos a los potajes, puesto que a la vez que le aporta sabor, disminuye mucho los gases
que producen las legumbres.

Espero que os haya sido útil, animaros a comentar, me encantará saludaros. Un abrazo.

¿Realmente te gusta lo que deseas?

¿ESTAS SEGURO?
A veces lo que deseamos, no es lo que nos
gusta.
 Hasta los huesos nos han calado las
costumbres,
los usos, lo que consideramos correcto, lo
conocido…
La incertidumbre, ¿a quien no asusta?
Que segura y confortable es la rutina. ¡Que
comodidad!
Enroscaditos como un gato dormido, que une
cabeza y  patas.
Ni principio ni final, un círculo de
interminable recorrido.
 ¡Para! Busca otra realidad.

No la sueñes, búscala, vívela, es la única
manera de comparar,
el momento que disfrutas, con lo que
anhelas.
Pero ¡ojo! Nadie imagina, ni espera cosas
ingratas,
no existen sueños feos. Eso se nombra
pesadillas,
y no significa que no acechen y surjan.

Cuando estés en esa nueva postura, podrás
valorar,
lo bueno, lo malo, el pasado, el presente,
lo que realmente necesitas, como te
sientes,
y pregonar a los cuatro vientos,
si es eso lo que quieres y deseas
firmemente
.

M.Soledad (detrasdelmapamundi)

Post data, jejeje:
La próxima vez intentaré que imagen, fondo y texto se complementen, y no vayan cada uno por su lado. Pero no pienso tocar nada para así comprobar más adelante, como voy avanzando.
La foto es un atardecer en la playa de Laguna Beach, Torrox-Costa (Málaga). 
No sufran los que piensen que el mar se derrama, ya lleva tiempo saliendome así… 
otra cosa a mejorar…;-)

¿QUE IMAGEN PROYECTAS? “EL HÁBITO NO HACE AL MONJE”

¿Que imagen crees que proyectas?

En España hay muchos dichos o refranes que hacen alusión a la imagen que proyectamos:

-“El hábito no hace al monje”
-“Las apariencias engañan”
-“Aunque la mona se vista de seda, mona se queda”
Esto quiere decir, que no siempre imagen y personalidad van de la mano. 
Una cosa es, lo que por fuera ves y otra lo que se esconde dentro.

telecinco

El modo en el que nos vestimos, está condicionado por muchos factores:
estéticos, sociales, culturales, laborales, …. los cuales, deberían estar supeditados a un aspecto fundamental, EL PERSONAL, y no al revés, que antepongas cualquier factor, antes que tu gusto o “toque” personal. 
En este punto todos diremos:


“¡Por supuesto, es que si no me gusta… no me lo pongo!”

Ya!…Pero casualmente 

¿a todos nos gusta vestir iguales, las mismas prendas? 

No, para nada.  Sería imposible.
Si nos fijamos un poco en la vestimenta general de las mujeres (que es mi género), la mayoría llevan una imagen tan abrumadoramente similar “que asusta”. 
-Mismos tonos en chaquetas y chaquetones,
-mismo tipo de calzado (botas ultimamente),
-mismo tipo de jeans (no te pueden hacer ni una arruga),
-cortes de pelo y color (tinte y mechas) casi generalizado.
-Las mismas bufandas-foulard
-complementos en serie.

¡OJO! No digo que esto esté mal, cada cual decide su imagen libremente.
El problema viene cuando no pasamos de esa apariencia externa, para juzgar, o creer conocer a una persona. 

¿Como puedes catalogar a alguien de “friki”, “choni”, “pijo”, “cateto”… solo por su aspecto? 

Recomendaría detenerse un poco y dar alguna opción.
Esto son etiquetas, que a veces no coinciden con la personalidad o caracter, y algunas veces te sorprendes…( me ha pasado más de una ocasión) 

Desde mi punto de vista, mejor que usemos los adjetivos para describir y no para juzgar. 

Y en el el caso de juzgar, al menos seamos coherentes
No puede ser que una misma indumentaria , pongase el ejemplo de la Duquesa de Alba (¡Ole, por ella!) que todos conocemos, sea original, hippy, coqueta… por ser quien es, y si se la vieramos a mi madre o a una mujer de raza gitana dijeramos:

¡No va más ortera y llamativa, porque el día no es más largo!

Y menciono a la etnia gitana, a propósito,  por ser blanco habitual de comentarios peyorativos, en cuanto a su forma de vestir, y no deberiamos, forma parte de su cultura.

En cierta ocasión me ocurrió, que estando vestida para una boda, un familiar me insinuó que parecia una gitana. 
A lo cual le respondí, que yo me encontraba fantástica y que lo mismo me daba parecerme a una mujer gitana, que a Ana Obregón, que yo tenía muy claro que en ningún caso la ropa iba a hacer cambiar mi clase social media.

Hay gente que se confunde facilmente… por ejemplo es fácil comprobar como algunos empleados de tiendas elitistas, se mimetizan con su entorno, y notas su altivez en el de trato, si por tu forma de vestir intuyen que no eres “cliente”.

Es como si la ropa y sitio, los ubicara en otro estatus, y no. Son como tú, seguramente mileuristas.






¿TE HAS SENTIDO ASÍ ALGUNA VEZ?

Deberíamos tener claro nuestra forma de ser, como lo expresaríamos a través de nuestra indumentaria, con prendas que nos gustaran de verdad, atrevernos,  y que a la vez se adapten y encajen con las diferentes situaciones a las que tengamos que hacer frente.

Encontrar un equilibrio entre lo que somos, y la imagen que proyectamos.

Eso no es sencillo. O al menos eso creo. 

El año 2013, ha sido un viaje interior que me ha ayudado a encontrarme un poco más a mi misma.

El año 2014, me propuesto que sea un año para exteriorizar “lo que encontré”, de manera y constante e ininterrumpida, y uno de los objetivos (a parte del blog ;-D) es definir, si puedo, un estilo personal, coherente y continuado en mi forma de vestir.

Para mi es todo un reto: 

  1. Porque la ropa es algo secundario para mi, como dirían los nudistas soy poco textil.
  2. Por ser talla grande (plus size), aunque la cosa en este sentido está mejorando bastante.
  3. Porque creo que mi gusto siempre ha sido peculiar, y un poco diferente…. (pero muy chulo, hombre, no penseis mal).
  4. Por que en tiempo de crisis, el presupuesto que se destina a ropa (al menos en mi casa) es prácticamente nulo.

Pero estoy dispuesta a intentarlo y convertirlo en un hábito.

Dejar constancia en el blog, me hará perseverar, porque es tanta la pereza que me da, que aún no me he trazado un “plan”.

Y ya han pasado tres meses desde que comenzó el 2014, es tiempo de ponerse manos a la obra.

¿Que me motiva a querer esforzarme en este sentido?


Lo que más puede motivar a querer ser mejor “todo“…  LOS HIJOS.
Una de las cosas que más feliz hacen a mi hija (7 años) es verme “arregladita”, y si me maquillo entonces es el “no va más”.
De ahí que a lo largo de este año camine en dirección a encontrar ese punto exacto, donde

ARREGLADITA, MAQUILLADA Y YO” convivamos sin problemas.

Volviendo a los refranes,  ya que  “ la primera impresión es la que queda“, procuremos entonces que no sea engañosa,  ni incoherente, por que como decía COCO CHANEL…

Nunca se tiene una segunda oportunidad de causar una buena primera impresión”



¿Que piensas tú? Cuéntame, que me encantaría saberlo.