Mis gafitas nuevas, ¡love red! Miércoles mudo