Buenaaaas.

Seguro que teneis por ahí alguna foto recordatorio de celebraciones que no habéis enmarcado, si, esas en las que si te descuidas, el fotógrafo te pilla con la croqueta en la boca. 

A ver si os motiva esta idea y lo arreglamos.

Hoy vamos a ver como a veces podemos encontrar inspiración en las distintas cajas de productos que compramos, (hay muchas que tienen dibujitos muy graciosos, sobre todo las infantiles) y reciclarlas dandole vida de nuevo.

En mi caso yo escogí una caja de cereales que tenía un oso panda muy simpático que me venía perfecto para unas cajas de jazztel que tenían el cartón durito ynegro mate.

Lo que os cuento, con eso, pegamento y un par de restos de trozos de foam verde ya tenía todos los materiales.

He recortado un rectángulo en la caja de cartón negra, y he marcado en la barriga del oso, el ángulo recto para luego recortarlo y pegarlo encima tal y como vemos en la imagen de abajo.

Recorté unas hojitas de foam verde, que se me ocurrieron después de haber hecho la foto con los materiales, simulando bambú y listo.

Esta es la foto que yo tenía dando vueltas sin marco, y es de fondo oscuro, quizás otra con más colorido quedara mejor.

También improvisé los nombres con tempera aprovechando que los niños las estaban usando.

TRUCO.-
Y por último, para este tipo de marcos reciclados de cartón vienen muy bien los plásticos de las cajas de juguetes, esos que yo aparté tras pasar los Reyes Magos y que alguien por descuido me tiró :-((, para ponerlos sobre la foto y protegerla.

Este ha sido el resultado, espero que os guste y os pueda inspirar.

Adiosss.

Podéis dejarme un comentario para saber que os parece, y a mi me hace muy felizzz.

¡Mira! Echa un vistazo