Cuando tus hijos te dicen ¿Tu te has mirado las pintas?

Si tu hijo te cuestiona tu forma de vestir, ¿que pensarías?

Los niños, esos pequeños minimonstruos que si eres madre/ padre giran alrededor nuestra, cual satélites, van creciendo sin que apenas nos demos cuenta. Yo no me canso de decir, que a pesar de que creamos estar enseñándole millones de cosas, ellos lo hacen a la par con nosotros.

Además, todos los que sois padres coincidiréis que a pesar que su mayor arma de aprendizaje es la imitación, a veces te asalta mentalmente esa pregunta que dice:

“¿Y este niño o niña a quien ha salido?” 

¿O no?

Tu vas educando o formando en una línea, y aunque de fondo vaya impregnando, ellos van tensando y yendo para otro lado, máxime hoy día que están tan influenciados por el entorno mediático.

Yo particularmente tengo una forma de ser singular.
Me considero afortunadísima por tener una mentalidad muy abierta, respetuosa y empática que disfruta conociendo, confrontando y asimilando cosas nuevas, diferentes alternativas, posibles relaciones, mezclas….

Esto es muy divertido.

No es que vaya con la pandereta, pero es gratificante y satisfactorio, de ahí que los que me conocen, saben que siempre suelo estar como en las nubes, o en babia y es que me encanta dejarme llevar y que surjan pensamientos espontáneos sobre lo que sea….me hace sentir viva y feliz.

Como todas las madres trato de traspasarles el testigo a mis hijos y hablo, converso y reflexiono con ellos sobre cualquier tema que me pregunten infundiéndole una apertura mental que los incite a barajar diferentes
“que”, “como”, “por qué”, “cuando”, “donde”, yo que sé.

Exprimir las cosas y circunstancias siempre bajo una actitud curiosa, objetiva (en la medida que se pueda) y tolerante.

Aunque soy más normal que el pan, mis hijos me reconocen “diferente”, ya sea por mi manera de abordar las cosas o tomármelas, o incluso por mi manera de vestir,  que ya veis, tampoco tiene nada de raro.

 

Mañana playera con el nieto, and the family

Mi niña que nació con el gen de la coquetería de serie, sueña con verme llegar al colegio con mi vestidazo, mis medias y tacones…
(algo así como una fantasía masculina pienso yo, y presumir de madre supongo) pero en lugar de eso llego yo, con chandal, chamarreta, coleta con celpa, y cara limpita.
¿que le vamos a hacer?
Estoy intentando de llegar a un punto intermedio desde que abrí el blog, y ahí está mi pestaña de “estilo e imagen” MODA CURVY muerta de risa….pero me cuesta horrores (aunque he llegado a la conclusión que tengo que hacerlo si o sí, y ya casi toca)

El niño que es curioso y friki como yo, está feliz con poder preguntarme sobre lo que le dé la gana y que le siga el juego y le de cancha…( haciendo mención a este artículo de Juanan GC, ahora está bastante convencido de que Dios es una presencia alienígena y somos fruto de ello)
Oye ¿Y por qué no?

Pues la otra mañana estando en la playa, me sorprende con esta conversación, más propia de darse a la inversa, de padres a hijos:

F -¿Mami, ese es el bolso que te has comprado?!
Y- Si, ¿ te gusta? ¿ está chulo verdad?
F -¿Un bolso con bolsillos, de color verde militar?! 
Y- Si porque es de tipo bandolera que es como a mi me gusta y grandecito.
F- ¿Pero tu te has visto las pintas? 
Y- ¿ que le pasa a mis pintas?

Me coge el bolso y me saca la cartera y me la enseña diciendo:

F- ¡Mira que cartera llevas! 
Yo – ¿si, qué le pasa?
F- Una cartera negra, sin florecillas ni nada, el bolso tampoco y con color camuflaje….es que tu eres así…mientras que te guste a tí, ya está….
Yo – Hombre pues si, ¿es que a quién le va a tener que gustar sino?

Esta conversación me sorprendió mucho, porque me sirve de indicativo que algo está cambiando en él, que los años no dejan de correr, y que entra ya en esa etapa de transición donde deja atrás la niñez y se adentra en la preadolescencia, y sus intereses, gustos y costumbres van a variar sin lugar a dudas, pero que yo intentaré que sean lo menos estereotipados posibles, bastante tenemos ya con lo que tenemos, a ver si granito a granito

Y conste que pese a que la ratita presumida es la niña, en más de una ocasión el que nos ha sorprendido con un diseño de ropa femenina, ha sido él…y curiosamente uno fue cuando era muy pequeño, para un concurso en el que pedían un vestido para una serie de dibujitos y allí que me lo hizo por cuenta propia….(“aunque de casta le viene al galgo”)

Yo mientras tanto voy a ver si mejoro las pintas de mis complementos…

 

Espero que os haya gustado esta anécdota personal para simplemente recordar que los padres influimos con un gran porcentaje en su formación, evidentemente, pero a esas personas que son obsesivas y persiguen cánones de “perfección” y rigidos, decirles que la evolución, desarrollo y la personalidad está definida e influenciada por muchos más factores, a parte de los paternos, y que a veces es mejor interactuar y aprender al unísono, mutuamente, compartir, equilibrar y fomentar el respeto, desde el respeto.

Fundamentalmente relajarse un poco y disfrutar, que el tiempo pasa volando y la niñez es muy efímera y veloz hoy día.

Gracias por haber llegado hasta aquí.

Libro de notas de “plasti”, con lápiz de brocheta (manualidades para niños)

Libro de notas de plastilina con lápiz de brocheta

Hola hoy me uno al reto de manualidades para niños que propone Uxua.

Este mes se trataba de hacer una manualidad con plastilina

Como el próximo día 23 de Abril es el día del libro he decidido crear:

un librito de notas con lápiz de brocheta,

donde los niños pueden anotar y borrar con el dedo.

La mar de práctico y sencillo.
A la vez que desarrollan la motricidad gruesa de los brazos y muñecas al extender, amasar, romper, moldear… tambien mejora la motricidad fina practicando trazos, letras y presión porque lo más seguro es que traspasen el libro de una atacada, jejeje

Ya veis que solo necesitamos plastilina de dos colores, una blanca y la otra a nuestro gusto.
Un palo de brocheta .
Un hilito y un cascabel (para hacer el marcapáginas si queremos)

Y ya veís, hay que hacer un rectángulo de la plasti que elijamos y dos rectángulos un poco más pequeños de la blanca se ponen uno encima de otro tal como vemos colocando el hilo entre lo que se supone que son las pastas y los papeles….

Cortamos por la mitad el palo de brocheta, y simulamos un lápiz coloreándole la punta negra y el cuerpo de otro color.

Y listo!! a escribir en nuestro librito.
Además yo no sé porque nos gusta tanto dibujar sobre la plasti, creo que tiene efecto relajante, ¿verdad?

Si nos equivocamos borramos alisando con el dedo y a empezar.

 

 

Espero que os guste y
no os marcheis sin saludar
😀
Podeis ver el resto de participantes aquí
 

 

Cosas que debes saber de los dibujos infantiles

Algunas cosas que debes saber de los dibujos infantiles

Estoy convencida, que si hicieramos una inspección de neveras, en más de una y más de dos encontraríamos irrepetibles y valiosísimas obras de arte de nuestros pequeños  ¿a que si?

Pero estos esconden muchas cosas que no sabemos, y son un paso previo a la grafía ( la escritura)

Cuando recibimos el dibujo de un niño, nos enternece y alegra enormemente. Deberíamos comprender un poco lo que nos quiere decir con él, pues es una expresión de su pensamiento y emociones.
Es su manera de comunicarse, cuando las palabras aún no se lo permiten.

Los dibujos de los niños siguen una evolución, más o menos similar, que se rige principalmente por el control y dominio de los órganos que en ello intervienen, (la tensión muscuar de sus deditos, manos, brazos, y la coordinación ocular.

Un niño puede coger un lápiz a cualquier edad, desde que es capaz de sujetarlo, pero es alrededor de los 2 años el niño descubre el efecto que causa la prensión del lápiz contra el papel, dejando una huella que le produce mucha satisfacción y placer.

Así comienza la etapa del GARABATEO, que dura desde los 2-4 años aproximadamente, y va a  seguir este progreso:

Garabateo desordenado.

No tratan de reproducir nada.
Suelen ser movimientos torpes de brazo hacia delante o hacia atras, hacia arriba y hacia abajo (longitudinales) o circulares…son movimientos gestuales, juegos golpeteos.
Ya sabéis, le hundirán la punta a los rotuladores, por muy irrompible que sean. Existen unos lápices más gruesos que aparte de facilitar la prensión tienen minas con punta más grande y resistente.
Es importante saber que el niño no tiene control visual aún, o sea, que pintará sin tener en cuenta los límites del papel.
Decirle que no se salga, no tiene demasiado sentido.
Es mejor ofrecerle papel contínuo y que experimente a sus anchas.


Garabateo controlado.

Han pasado unos seis meses más o menos desde que empezó, y aunque aún no tiene intención de dibujar nada en concreto, si posee ya una coordinación visomotora, es decir que controla visualmente hacia donde va a llevar el movimiento.
Es capaz de copiar un círculo, pero no un cuadrado.
Algunos investigadores apuntan a que es un intento de rostro humano, al que le irán añadiendo mas círculos que intentan ser rasgos como ojos, boca…
Ya demuestra interés por los colores, aunque su elección vendrá dada por sus propios sentimientos y emociones, el imparto visual, la cercanía,  suelen ser colores próximos, que lleve un compañero, algún objeto que le agrada…no tiene por que corresponder con la realidad.


Garabato con nombre.
Hacia los 3-4 años, es cuando el niño empieza a conectar esos movimientos y trazos con el mundo que le rodea, y le da nombre a esos garabatos (aunque en realidad no se reconoce lo que ha dibujado como tal).
Es muy importante porque supone transformar el simple placer del movimiento, en un pensamiento con imágenes.
Entonces empieza a pasar más tiempo dibujando, disfruta y le interesan los colores.
Rapidamente los garabatos  evolucionan combinando líneas y círculos en unos burdos pero reconocibles esquemas de figuras humanas.  

Son los llamados cabezones o renacuajos, que me inspiraron este post cuando ví el dibujo que un amigo compartió de su hija.
¿Puedes imaginar porqué?
Ya estamos de camino a pasar a otra etapa la ETAPA PREESQUEMÁTICA, que os voy a contar más adelante.

Paula, 3 Años

Aquí puedes ver otros ejemplos de dibujos infantiles explicados a conciencia.

Todavía son muy pequeños como para hacer interpretaciones, pero algunas que podemos en esta primera etapa se centran en aspectos como:

Fuerza y tamaño del trazo.

Mayor intensidad y tamaño, denota un caracter fuerte, audaz, expansivo…
Menos intensidad o líneas entrecortadas por el contrario una personalidad más tímida, introvertiva, inhibida, suave.
El hecho que hagan figuran que ocupan todo el espacio es indicativo de un buen ego,

Los colores son secundarios. 


Como os he comentado, no es lo más importante del dibujo, son colores ciertamente “al azar”, dependerá de ese momento.  El rojo suele ser uno de los preferidos.

El tamaño y forma de los objetos.

El pequeño no tiene en cuenta las proporciones reales de los objetos, sino que los dibuja en función de lo importante que sean para él.
De ahí que las cabezas suelan ser enormes, puesto que es su “ventana” hacia el mundo.
Las figuras que representan a la madre también suelen ser más grandes…

¿Como podemos nosotros ayudarles?

Siempre vendrá bien que los estímulemos, ampliando el repertorio de materiales, lápices de colores, ceras, pintura de dedos…ya, ya se lo que estáis pensando lo que me hacía falta.

Pero os digo una cosa, el papel continuo es baratito, lo extiendes en el suelo;
-buscas unas ropitas viejas,
-unos pinceles
-trapos secos y húmedos,
-cubitos con agua (para ir lavando los deditos )

y te remangas allí con ellos.

No hace falta que le des mucha cantidad de pintura, puedes usar una huevera de plástico y ponerle un poquito en cada hueco, de diferentes colores.

Tienes que estar allí con ellos y supervisarlos para que no te derramen el agua, no se pinten ellos mismos, eviten tocarse la cara  olos ojitos, escurrirles el pincel un poco..pero no dirigirles su obra. Se trata de que experimenten y creen, no de que copien o nos hagan….y una cosa muy importante también a esta edad es dejar que cojan el lápiz con la mano que desee.
A esta edad la lateralidad (que así se llama ser zurdo o diestro) no está definida. Usan ambas manos indistintamente, y no pasa nada, más adelante se desarrollará la preferencia.

Va a ser muy divertido, piensa que los niños aprenden haciendo y más vale decidir cuando y donde, que verte con una pared artística, comprando el borrador mágico, o un edredon “grafittero”.
Si tu no experimentas con ellos, ellos encuentran la manera.


¿Que?
 ¿Te animas a hacer experimentos con ellos, o mejor, 
los dejamos que descubran por su cuenta?


Ya que has llegado hasta aquí, dime que te ha parecido este post…
¿Te ha resultado útil?
¿Te gustaría saber más sobre los pequeños de la casa?

 

Estoy deseando que me cuéntes, si no, 
no sabré que has estado, para darte las gracias por pasarte y leerme.
:oD

El tiempo y los niños- Manualidad de Reloj de Arena

Manualidad de reloj de arena.

El tiempo y los niños

Mamis, papis, esto que os cuento os ha ocurrido seguro…

No me digais que no os ha pasado nunca, que le habeis dicho a vuestros hijos
que vais a ir a algún sitio y…

 os habéis arrepentido al momento:

-¿mami cuando nos vamos?
-¿papi es la hora ya?
-¿mami me voy poniendo la ropa para irnos?
-¿que hora es?
-¿mami cuanto falta?…..

Tapones unidos y agujereados.

 

AHHHHH ¡SOS!

Es normal, el concepto del tiempo es algo abstracto y relativo que los niños iran adquiriendo poco a poco.

Vamos que no lo comprenden, ni lo controlan.

Cuando les enseñamos a entender el tiempo se hace desde una doble perpectiva:

  • Como concepto; días, semanas, meses, años, etc…que nos ayudan a medir el paso del mismo.
  • Como un proceso que está ocurriendo, que tiene muchos nombres que nos ayudan a especificar o comprender un momento determinado. Por ejemplo: ayer, ahora, luego, despues, más tarde, temprano, mañana, esta noche, etc
Esto que a nosotros nos parece tan obvio, para ellos y su cabecita tiene su evolución e interiorización.
Los niños no son pesados. 
Bueno si un poco 😉
Es que no saben exactamente lo que les estamos diciendo cuando les hablamos de tiempo y momentos, Afortunadamente preguntan, preguntan y no dejan de preguntar hasta que su curiosodad queda satisfecha.

Hoy os propongo hacer un sencillo reloj de arena infantil que les encantará a los niños, y les puede ir ayudando a comprender el paso del tiempo.

Nos va a resultar muy útil para algunas rutinas en las cuales el tiempo se les escapa, como cepillarse los dientes, contar el tiempo de algunos juegos que realizaremos, en fin para los que se os ocurra que les tenéis que apremiar.

MATERIALES.

Tan solo vamos a necesitar

-2 botellitas de plástico, si tienen la boca ancha mejor.
-1 pegamento fuerte, o silicona.
-Arena de playa, o sino tenemos a mano podemos usar sal ( en este caso la podríamos colorear con tiza)
-Algunos materiales para decorarlos, pinturas, u ojitos.

PASO 1

Lo primero que haremos, es hacer un agujero en ambos tapones.
No demasiado grande, por que sino pasaría todo muy deprisa.
Siempre podremos ajustarlo e irlo ampliando después si es necesario.
Como son de plático podremos hacerlo calentando bien algo punzante (un tornillo, una brocheta… ).

PASO 2

Cuando se hayan enfriado, los uniremos con pegamento o silicona liquida.

PASO 3

Llenaremos una de las botellas con la arena, y las cerraremos una sobre otra.
Comprobamos el tiempo que tarda en caer y ajustamos poniendo un poco más o menos de arena, o haciendo los agujeros más grandes.

Lo ideal sería que tardara unos dos minutitos en caer.
Una vez ajustado el tiempo lo podemos sellar por dentro de los tapones con silicona, para evitar fugillas de arena y listo.

PASO 4

Lo decoramos como nos apetezca. Yo he puesto un lado femenino y otro masculino, con los ojitos que tanto nos gustan.

¿Que os parece como ha quedado?

Manualidad de reloj de arena infantil.

Bueno espero que os guste, y….

oye ya que habéis leido hasta aquí, no os vayais sin saludarme, que me encantaría charlar con vosotros y saber que opinais.

Un abrazo y gracias por leerme, os espero otro día.

Como apagar una freidora con aceite en llamas

¿Que harías si se te incendia una sartén con aceite?

Hace un par de meses se me quemó la cocina. 
El susto que me llevé fué tremendo porque mi cocina queda a la entrada de la casa. Si quieres ver como quedó, echale un vistazo a mi Miércoles Mudo 2

Me fuí con los pekes a comer, cuando de pronto escuché unos chasquidos “raros”. 
Fuí a la cocina y me quedé impactada cuando ví las llamaradas que salían de la cacerola y se habían prendido también al extractor.

Para no ensuciar todo el aceite de la freidora, utilicé una cacerolita mediana con un dedo y medio de aceite, para freir unos filetes empanados.

Me entró una sensación por el cuerpo que no podría describir, bueno si:

MIEDO!!!

Así con la cabeza fría y asustadísima porque pensaba que no iba a poder apagarlo, salí corriendo a buscar algo con lo que cubrir la olla, algún textil consistente como una toalla grande de algodón (que en esos momentos ni se me pasó por la cabeza), porque sabía que nunca jamás se puede apagar el aceite con agua.

Les dije a los niños que se salieran de la casa y me esperaran en la escalera, que había demasiado humo, y pidieran ayuda cuando vieran a alguien.

En mi casa la plancha no suele estar al día, y siempre suele haber alguna montañita de trapos esperando a ser agraciados, pero claro, como no! curiosamente ese día todo estaba en orden y hasta la ropa planchada y colocada.
Iba mirando por la salita los cojines y pensando “No que eso seguro que es inflamable”.
No encontraba ningún trapo, ni manta, porque en octubre aquí en Málaga, yo aún no estaba usando colcha, ni mantas ni nada.
Así que tiré de la sábana y allí que me fuí apagar el fuego, pero eso era demasiado poca cosa y el aceite dió una llamarada más y llegó a saltar hasta el otro extremo de la cocina, pero siguió ardiendo.

Me fuí de nuevo a buscar algo y entonces vi unos pantalones “cargo” (los de bolsillos) de mi marido, de algodón y estos fueron a parar al fuego, me lié a pantalonazos y yo no sé como conseguí apagar el fuego de la olla con el aceite que acabó por el suelo y por todos sitios.

Justo entonces apareció un muchacho, que yo no conocía ( por que era un albañil que le estaba haciendo obra a una vecina).
Había escuchado a mis niños y entró a ayudarme, siguió dandole al extractor y las puertas de los muebles.

Yo me fuí a buscar algo que ponerme, y esto puede resultar un poco cómico, pero tengo la costumbre (no sé si buena o mala) de llegar a casa cuando aún hace calor y quedarme sin camiseta. Luego estaba en ropa interior.

Cuando salí, ya estaban llegando los vecin@s para ver que había pasado y ofreciendo su ayuda, tila y demás….
Mi primer pensamiento, como no, ver donde andaban mis pequeños que no los veía, y es que asustados se habían salido del bloque y estaban en el portal.
Me dijo un chaval que los había visto allí, así que por el portero los llamé y les pedí que subieran.

Estando ellos bien, yo ya me sentí confortada.
La gente se fue marchando .
Tampoco podría decir si esto es bueno o malo, pero puedo contener o manejar las emociones más o menos bien, así que le quité todo el hierro al asunto posible para no darle más berrinche, e irlos tranquilizando.
Los tuve abrazadetes en el sofá, todo el rato que necesitaron y les hable de la importancia de salir bien parados en un accidente, que las cosas materiales nunca son importantes en esos casos, que es muy importantísimo intentar no perder la calma en situaciones extremas, porque eso puede marcar la diferencia entre salvarnos o no salvarnos, y todas sus preguntas.

Como fué la cosa que al ratillo de haber pasado todo, mi hija vino a decirme que salía humo. ¡Claro, pensé yo, normal!
Creyendo que se refería a la humareda que se había formado, pero no, mi niña decía que había fuego.

Me dió un vuelco el corazón de nuevo.

Y era cierto, en el otro extremo de la cocina, un trapo de cocina al que le había caido aceite estaba chamuscandose poco a poco.

El asa de una bolsa de plástico con tapones que tengo colgada de un pomo en el otro extremo, también se había prendido y se había roto desparramandose todos los tapones por el suelo.
El forro interior de tela, de un contenedor de mimbre para la ropa sucia tiene agujeritos, porque se le coló el aceite.

Recojí un poco por encima y me fuí con los niños a un compromiso que tenía (unas clases de catequesis) como si nada hubiera pasado.
Pero si que había pasado

Después por la noche cuando ya estuve sola con mis pensamientos, es cuando me sentí peor y empecé a darle vueltas a las cosas, y a lo que podría haber pasado, y me desahogué, de eso y algunas cosas más.

Tuvimos mucha suerte, a mi no me pasó nada, fisicamente, tan solo dos goterones de aceite, uno en el pulgar y otro en la barriga.
Que no me explico como, cuando hubo aceite hasta en la sopa.
Todo ha vuelto a la normalidad, más rápido que yo, que he venido acusando un malestar de fondo y una tristeza que me han estado acompañando, un tiempillo.

Si quereis ver lo rápido que puede arder toda una cocina, mirad este vídeo.

Es estremecedor y más si uno lo ha experimentado.

Despues de verlo, yo me siento inmensamente afortunada, pues desde que yo descubrí el fuego (que sería aproximadamente a los 2 minutos 40 o así) hasta salir totalmente de control, hubiera necesitado solo un par de minutos más.

Las puertas de la cocina que son de roble se han podido recuperar por muy poquito. Me dijo el carpintero que si hubieran estado al fuego unos segundos más, ya se habría agrieteado la madera. Y tanto!!!

Con lo cual después de este accidente, para que a nadie le pille desprevenido, os recuerdo que ante una sartén u olla con aceite incendiada, lo que debemos de hacer es, ahogar el fuego:

1.- Con un paño o toalla humedecido en agua, pero bien escurrido para evitar que caiga agua en el aceite. Cubriremos desde un lado hacia otro.

2.Con una tapadera, pero no tapando de la manera convencional, de arriba abajo, sino apoyándola en el lateral y deslizándola.


3.- Nunca echarle agua, porque hara una reacción que explosionará ambas cosas y hará una llamarada mucho más grande, que puede provocar que todo se salga de control.

Esta fué mi desastrosa experiencia en la cocina, pero ya es hora de volverse a poner en marcha cueste lo que cueste, y una de las cosas que más me ha alegrado recuperar en mi cocina, es mi “friki-pizarra”.

Mi friki-pizarra, que nos ha acompañado a mi y a mis niños desde hace 4 añitos, que ya antes del incendio estaba ya un poquito estropeada, que estaba más que amortizada, y que echabamos mucho de menos.

Como se suele decir no se sabe lo que se tiene hasta que se pierde.
Con este post no voy a decir que espero que te sea útil, mejor te deseo que no te ocurra nunca.

 

Como hablar a los niños de sexo

¿Como explicar a los niños que es la gama de sabores de Durex Play?

 

 ¿Como hablar a los niños de sexo?

Cuando hablemos de sexualidad con los niños, tendríamos hacer
alusión a algo más que las propias relaciones sexuales.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la sexualidad humana, como algo más
que un instinto animal y fisiológico.
La sexualidad infantil se va a expresar y desarrollar por los
cauces propios y específicos de los niños….(curioseando, observando, manipulando, preguntando,
a través de juegos…).

Es lo normal, es su manera de aprender.Ya lo sabéis, antes o después….van a preguntar

Nosotros debemos estar prevenidos y saber que nuestra actitud al respecto
es muy importante, es primordial. De ella dependerá que los niños hagan su propia interpretación
del sexo como algo bueno o malo, algo bonito o feo, algo de lo que se puede
hablar o no…etc
Los padres tenemos que tener claro que tipo orientación sexual
queremos dar a nuestros hijos y tener en cuenta que hoy
en día están expuestos a mucha información , 
A VECES DISTORSIONADA.Nosotros podemos generar un agradable vínculo y
confianza con ellos, respondiendo a sus inquietudes de la manera más natural y
transparente posible, ¿quien mejor que nosotros?
Eso sí, recordando siempre que la sexualidad plena persigue una
comunicación entre ambos sexos, por lo que creo que sería bueno:
·       Informarles de la anatomía de su cuerpo y sus órganos genitales, sin diminutivos, ni apodos).
·       Hablarles de la afectividad
que lleva implícita (confianza, complicidad…)
·       Una serie de actitudes
(respeto, responsabilidad….)
Del
mismo modo que le inculcamos hábitos de higiene, de salud, de alimentación…
podríamos abordar el tema de la sexualidad, adaptándonos por supuesto, a su
nivel de comprensión, (que nosotros conocemos mejor que nadie).

Bueno y respecto a como explicarle a los niños que es la gama de sabores Durex Play….



El mio se autorespondió preguntandome si era desodorante y yo le dije que algo parecido que utilizan los adultos, y que en parte era para la higiene ;-).

Os puede servir de gran ayuda estos libros que recomiendo.
Son de
una claridad pasmosa, y unas ilustraciones muy bonitas y fieles al tema.Son unos libros supersimpáticos.
Yo tengo cuatro y ahora creo que los han unificado.

Si tenéis ocasión de ojearlos con ellos, igual os sorprende que finalmente a ellos les llaman la atención cosas diferentes de las que nosotros imaginamos.

 

 

 

Animaros a hablar con naturalidad y confianza a vuestros hijos , es algo que antes o después tendrán que aprender y más vale darle una información fiable y sólida, de nuestra parte.Seguramente les ahorraremos tiempo de investigación a hurtadillas, y una vez resueltas sus dudas, pasarán a otro tema antes de lo que nos imaginamos.

Espero que os haya sido útil, y ya que me habéis leido hasta aquí, no os vayais sin saludarme, please.

Por cierto, el dibujo es de cosecha propia…

¿Os gustan este tipo de ilustraciones?