Lasaña rápida “Al revés”

 

Hoy toca compartir una lasaña de carne sin placas de pasta. Una receta más sencillita y rápida que la habitual, pero que te va a dejar en muy buen lugar.
Así que vamos allá
INGREDIENTES:
– 1 kilo de carne picada de cerdo.
– 1 zanahoria.
– 1 cebollita mediana.
– 1 pimiento.
– 250 gr. de jamón cocido.
– 1 paquete de pasta, de tamaño pequeñito, (yo utilicé una de Gallo, que se llama piñones, pero igual te sirven las estrellitas, las letras, o alguna de ese tipo.)
– Leche.
– Harina.
– Aceite.
-Tomate frito.
– Queso reyado.
OPCIONAL

– Añadirle más verduras ( calabacín, espinacas, berenjenas…) y utilizar un poco menos de carne.
– Una latita de foie-grass.
PREPARACIÓN

PASO 1

Hervimos la pasta segun las instrucciones ( abundante agua, con su sal y durante los minutos recomendados). La escurrimos y reservamos.

 

PASO 2

Picamos la zanahoria, con el complemento de la batidora y sofreimos junto a la cebolla y el pimiento picados en pequeñito también ( esto es opcional, pero si tienes niños pequeños que van apartando, cuanto mas difícil se lo pongas, mejor)

 

PASO 3

Freimos la carne ( cuando esté casí hecha le podemos añadir una latita de foie-grass, que le da muy buen sabor) y le incorporamos las verduras y la pasta escurrida (la cantidad un poco a nuestro gusto).

 

PASO 4

Preparamos un bechamel, espesote, con medio vasito largo de aceite de oliva, tres cucharadas soperas de harina colmadas, y leche.
Cuando el aceite este templado echamos la harina y la dejamos de tostar un poco, dándole vueltas para que no se queme (aunque ahí aún no se hacen grumos). Cuando se ponga doradita le empezamos a echar la leche y a remover sin parar porque ahí si es cuando se empiezan a hacer los grumos y bastante rápido.

Lo sazonamos (normalmente se le echa nuez moscada al bechamel pero esto como todo a gusto propio) y seguimos a fuego medio hasta que va espesando.

De este bechamel espeso se le agrega un poco a la carne y verdura, para que quede más ligado (que en el caso de que fueran canelones nos facilitaria mucho el relleno).

El resto de bechamel, lo aligeramos un poco más, añadiéndole leche para que quede un poco más fluido.

PASO 5

Ponemos en una bandeja, una capa de bechamel en el fondo, y cubrimos con lonchas de jamón cocido, en lugar de las típicas placas.
Luego extendemos relleno de carne, y otra capa de jamos cocido, de nuevo carne, y por último jamón cocido.
Cubrimos con el bechamel.
Le extendemos por encima tomate frito y queso rayado abundante y….

 

PASO 7

Al horno por los dos lados, durante….
no sé 🙂
… ve mirando hasta que se gratine o huela de escándalo.
Lo de dentro está todo hecho, así que poquito rato.

 

 

EL RESULTADO

 

Así quedó la lasaña de carne “al revés”

 

 

Y tu me dirás ¿Por qué lasaña al revés

Pues porque lleva la pasta dentro del relleno y donde van las placas de pasta, o sea fuera, lleva jamón cocido, o sea más carne.

 

Y ¿por qué mas rápida y sencilla que la habitual?

Porque hervir la pasta de los canelones o lasaña, siempre tiene un grado de incertidumbre, ya que con el movimiento del agua caliente pues a veces se rompen, o se les hace una grieta.
En el caso de la lasaña, no importa mucho, pero en el caso de los canelones te impide enrollarlos y acabas desperdiciando placas o láminas.

Ademas tienes que extender la pasta sobre un paño de cocina para que pierdan un poco de agua. En definitiva, es un poco más aparatoso que hervir estrellitas, piñones o letras…¿no?

Anímate y la preparas que dá para un montón de amigos o familiares, y tienes éxito garantizado.

Próximo intento lo mismo, pero versión canelones.

 

Espero que te haya gustado y te inspire, cuéntamelo en los comentarios. 
😀

 

 

¡Mira! Echa un vistazo