Esto es una manualidad muy sencilla y económica.
Los materiales que se necesitan son muy poquitos, y fáciles de conseguir:

  • UNA CAJA DE CARTÓN (las de frutería son ideales por que suelen venir reforzadas en las esquinas, y nos viene muy bien)
  • UN BOTE DE TEMPERA MARRÓN
  • UN PAQUETE DE » DEPRESORES»(los palitos que usa el médico para vernos la garganta y que chiflan a los niños). Ahora que están de moda las manualidades, suelen encontrarse en los bazares orientales muy baratos, pero si no, también os lo pueden pedir en la farmacia (aunque saldrá algo mas caro, pero menos de 5 euros la caja de 100 unidades)
  • COLA o PEGAMENTO
El proceso es tan sencillo que lo pueden hacer los niños casi todo. 
Excepto el recortar una puerta de entrada con un cuter o tijeras,
y en caso de tener una caja con las esquinas los reforzadas, haremos unos plegados en el cartón que harán las veces de torres de vigilancia, de los vaqueros. ¡Un gustazo!
Pegaremos alrededor de la caja los palitos, y cuando estén secos pintaremos todo de color marrón, poniendo el nombre a nuestro Fuerte Vaquero…        ¡Y A JUGAR…. !

 QUEDA CHULO ¿VERDAD?
Espero que os sirva y os guste.