Viernes Dando La Nota- Pastora Soler y el miedo escénico.

Bueno, bueno, ya tenemos aquí de nuevo el Viernes Dando La nota de nuevo, y lo peor de todo es que ni me había dado cuenta.
Con esto de que los niños no van al cole, todos los días parecen iguales, y ni me había dado cuenta.
Pero a pesar de no haber preparado la entrada como a mi me gusta, si que tenía un temita en la cabeza que me apetecía compartir…

Y no precisamente por la letra romántica, o la canción que en si me parece chula, sino porque hoy, justo hoy si yo hubiera aprobado mi primer éxamen escrito, tendría que pasar por el trance de exponer durante una hora, delante de 5 personas bolígrafo en mano, evaluándote y examinándote.
Estaría dando lo mejor de mi misma, pese a  haber pasado unos días antes de puro nerviosismo y miedo.

Si, miedo. 

Un miedo terrible a tener que enfrentarte a esas personas y romper a hablar en voz alta, y tratando de persuadirlas que tu eres la mejor opción.
Un miedo a no estar a la altura, a olvidarte de algo, a que la voz te tiemble de puro nervios y tener que hacer por controlarla, o incluso a que no te salga porque te quedes en blanco ( a mi me sucedió la primera vez que llegué a la oral, y se pasa muy, muy mal)

Una situación horrorosa que se que ahora mismo tienen que estar pasando todos mis compañeros y que ha afectado a numerosos artistas de gran prestigio como puedan ser Barbara Streisan, Joaquín Sabina, ….y que ha sumido en un anticipado retiro a una pedazo de artista como Pastora Soler.

Todos recordamos que se presentó a Eurovisión con este tema, y que para variar no ganó, menuda novedad (Como si Eurovisión fuera un concurso de cantantes). Cuando ya se sabe de antemano que rigen factores de todo tipo menos artísticos, en fin.

Sea como fuere, a una persona perfeccionista y entregada, esa exposición ante semejante cantidad de público y ese “no haber logrado”  el objetivo, porque me niego a llamarlo fracaso, ni fallo, ni nada que pudiera ser desmerecedor, puede desencadenar una inseguridad y un “miedo escénico” que se convierta en un verdadero trastorno, aunque no tenga fundamento ni razón de ser…

Hace algunas semanas compartí una canción de Celine Dion donde casi al final daba una espectacular notaza, que te ponía los pelos de punta, tal y como ocurre aquí con Pastora Soler, que desde mi punto de vista, tiene una voz que no tiene que envidiarle nada a nadie y a la que le deseo que se recupere y pueda volver a su actividad artística, pero con el objetivo único de disfrutar ella, que por ende lo transmitirá a su público como lo ha estado haciendo hasta hace poco.

Un saludito y feliz Viernes Dando La Nota a todos…y a mis compañeros opositores ánimo con la prueba oral y a disfrutarla, imaginad a esos maestros evaluadores como vuestros niños pequeños y a por todas.

document.write(”);

¡Mira! Echa un vistazo