«Que dura es la vida de la musa, todos quieren follarla por eso está confusa, porque ella no lo hace con cualquiera, ella te cobra en arte, no vale la cartera...».

Esto nos contaba Melendi para hablarnos de la inspiración.
Pero la verdad es que mi musa es un poquito promiscua y muy inoportuna, ya que viene cuando le da la gana, sin previo aviso y por norma general cuando no puedo atenderla como se merece.

Ayer me visitó a las dos de la mañana cuando estaba viendo programas de alienígenas con mi hijo, que es un forofo de estos temas, pero no gusta de verlos solo, y aquí una que es curiosa por naturaleza, se presta gustosa….

 

Sabiendo que hoy era Viernes Dando la Nota, me visitó la inspiración.

Me hubiera gustado redactar un buen post, pero la situación y la hora no dió lugar, aunque si se me pegó una canción que venía muy a cuento, Mi Marciana, a la que le tengo especial cariño, porque me la dedicó mi marido, no porque me guste especialmente Alejandro Sanz, quitados algunos temillas sueltos.

Ay mi musa, que no se quedó conforme y como se ha dado cuenta que aún no había escrito mi post, me ha vuelto a visitar mientras comentaba en Facebook
con el compañero Rafa Hernandez lo acertado que son estos «test» que conectan tu perfil con las cosas más variopintas que uno imagina, animales, personajes históricos, árboles, trabajos ideales….

Tan acertados que según ellos el trabajo que se ajusta a mi personalidad, es Presidenta.

Ni más ni menos.

O sea que voy a ir preparando un petate, por si la situación política de España no se arreglara, y me tuviera que ir yo a la Moncloa. ¿ os imaginais que le pille la delantera a Hilary Clinton? 

Pues le decía yo que más bien según mi personalidad, o estado de ánimo en estos momentos me declinaría más por lo que Mecano nos cantaba hace unas décadas,

Aire, soñé por un momento que era aire, Oxígeno Nitrógeno y Argón, sin forma definida

Pero ahora que lo pienso un poco, si que puede haber una conexión entre el «aire gris oscuro, con bastante polución, se notaba en cualquier caso que era aire de ciudad…» y el ambiente tan enrarecido y asfixiante que están levantando estos «vendedores de humo», a los que llamamos políticos.

Oye,
¿y si te dejaran ser presidente?
¿Tendrías claro que hacer, o no sabrías por donde empezar?

Yo sinceramente lo segundo, porque nunca me lo había planteado.

Ahi os dejo estos dos temas, que las circunstancias me inspiraron para hoy, espero que os gusten u os traigan buenos recuerdos.

Besos, y gracias por leerme.

document.write(»);