Manualidad de reloj de arena.

El tiempo y los niños

Mamis, papis, esto que os cuento os ha ocurrido seguro…

No me digais que no os ha pasado nunca, que le habeis dicho a vuestros hijos
que vais a ir a algún sitio y…

 os habéis arrepentido al momento:

-¿mami cuando nos vamos?
-¿papi es la hora ya?
-¿mami me voy poniendo la ropa para irnos?
-¿que hora es?
-¿mami cuanto falta?…..

Tapones unidos y agujereados.

 

AHHHHH ¡SOS!

Es normal, el concepto del tiempo es algo abstracto y relativo que los niños iran adquiriendo poco a poco.

Vamos que no lo comprenden, ni lo controlan.

Cuando les enseñamos a entender el tiempo se hace desde una doble perpectiva:

  • Como concepto; días, semanas, meses, años, etc…que nos ayudan a medir el paso del mismo.
  • Como un proceso que está ocurriendo, que tiene muchos nombres que nos ayudan a especificar o comprender un momento determinado. Por ejemplo: ayer, ahora, luego, despues, más tarde, temprano, mañana, esta noche, etc
Esto que a nosotros nos parece tan obvio, para ellos y su cabecita tiene su evolución e interiorización.
Los niños no son pesados. 
Bueno si un poco 😉
Es que no saben exactamente lo que les estamos diciendo cuando les hablamos de tiempo y momentos, Afortunadamente preguntan, preguntan y no dejan de preguntar hasta que su curiosodad queda satisfecha.

Hoy os propongo hacer un sencillo reloj de arena infantil que les encantará a los niños, y les puede ir ayudando a comprender el paso del tiempo.

Nos va a resultar muy útil para algunas rutinas en las cuales el tiempo se les escapa, como cepillarse los dientes, contar el tiempo de algunos juegos que realizaremos, en fin para los que se os ocurra que les tenéis que apremiar.

MATERIALES.

Tan solo vamos a necesitar

-2 botellitas de plástico, si tienen la boca ancha mejor.
-1 pegamento fuerte, o silicona.
-Arena de playa, o sino tenemos a mano podemos usar sal ( en este caso la podríamos colorear con tiza)
-Algunos materiales para decorarlos, pinturas, u ojitos.

PASO 1

Lo primero que haremos, es hacer un agujero en ambos tapones.
No demasiado grande, por que sino pasaría todo muy deprisa.
Siempre podremos ajustarlo e irlo ampliando después si es necesario.
Como son de plático podremos hacerlo calentando bien algo punzante (un tornillo, una brocheta… ).

PASO 2

Cuando se hayan enfriado, los uniremos con pegamento o silicona liquida.

PASO 3

Llenaremos una de las botellas con la arena, y las cerraremos una sobre otra.
Comprobamos el tiempo que tarda en caer y ajustamos poniendo un poco más o menos de arena, o haciendo los agujeros más grandes.

Lo ideal sería que tardara unos dos minutitos en caer.
Una vez ajustado el tiempo lo podemos sellar por dentro de los tapones con silicona, para evitar fugillas de arena y listo.

PASO 4

Lo decoramos como nos apetezca. Yo he puesto un lado femenino y otro masculino, con los ojitos que tanto nos gustan.

¿Que os parece como ha quedado?

Manualidad de reloj de arena infantil.

Bueno espero que os guste, y….

oye ya que habéis leido hasta aquí, no os vayais sin saludarme, que me encantaría charlar con vosotros y saber que opinais.

Un abrazo y gracias por leerme, os espero otro día.

¡Mira! Echa un vistazo